5 cosas que pasan en las novenas

Los yucatecos somos muy de ir a las novenas que se hacen a cada rato en nuestro bello estado. Hacemos novenas al Divino Niño, a la Infantita, a San Juditas, a San Goloteo y en las fechas próximas a la navidad, también le hacemos novena a la Virgen de Guadalupe además de los rezos de las posadas.

El caso es que como esto es ya una tradición no faltan las cosas típicas que siempre pasan, así que aquí te enumeramos las más comunes:

1. Sólo vamos a comer el “T´ox”

Como todos los yucatecos sabemos, al final del rezo se reparte algún bocadillo el cual llamamos t´ox, una palabra maya que quiere decir algo así como repartir.

El dichoso t´ox lo reparte cada nochera y puede consistir en un vasito de arroz con leche calientito, una tortita de jamón y queso con su “chesco”, unos arrolladitos o (si de plano te toca la nochera que no es coda) un suculento platillo con tamalito (vaporcito), su espaqueti y una tortita o pastel.

Esos manjares sólo son para los que rezaron pero hay mucho huevón que cuando escuchan que ya se va a terminar la novena, se acercan para hacer el canto final y agandallarse de comida. La neta, todos lo hemos hecho.

2. Te encuentras a gente que ni conoces

Como eso del rezo es de señoras, suele suceder que si vas a buscar tu t´ox entras y no conoces a nadie. Aún así hay quien te saluda y pues lo tienes que saludar como si fueran befos.

3. Te dan sonajas hechas con latas

Es de lo más típico que para cantar los villancicos entre cada misterio del rosario te den una sonaja hecha de latas cortadas y que es bien escandalosa. Eso y unos farolitos, también de lata, que llevan una veladora adentro y que la neta a todos nos encantan pues nos distraemos jugándolos en vez de rezar.

4. Pides otro platillo para llevar

Como somos bien chayotes, siempre que nos terminamos nuestro platillo vamos con la señora que llevó la comida y le pedimos otro dizque para llevarle a nuestra mamá o algún familiar que no pudo asistir a la novena pero realmente es para devorar en el camino.

5. Ir a varias novenas en una noche para comer más

Terminando una novena nos lanzamos a otra y luego a otra y a otra para seguir tragando lo que nos den. Como en una misma cuadra se organizan varios rezos, pues hacemos nuestra agenda y nos ponemos a dar el tour y a llenar la panza.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: