“Platillos voladores” en Alemania del Este

Debido a los esfuerzos que se realizan en diferentes países, entre ellos Estados Unidos, para hacer que la gente se quede en casa y frenar así el avance del mortal virus COVID-19, la CIA (Agencia Central de Inteligencia de Estados Unidos, por sus siglas en inglés), puso a disposición del público 10 documentos acerca de investigaciones realizadas a diferentes casos de avistamientos de ovnis.

Estos documentos redactados entre los años 40´s y 50`s tienen el propósito de que los fanáticos de este tema se queden en casas haciendo sus propias investigaciones y sacando sus conclusiones.

En esta ocasión te presentamos l traducción al español de uno de los testimonios recabados y publicados por la CIA. Si te gustan estos temas, seguro te resultará muy interesante:

Berlín, 9 de Julio de 1952Equipados con el testimonio jurado de un testigo ocular, Oscar Linke, un alemán de 48 años y ex alcalde de Gleimershausen, los oficiales de inteligencia de Berlín Occidental han comenzado a investigar la historia más inusual de “platillo volador”. Según esta historia, un objeto “parecido a una enorme sartén voladora” y con un diámetro de unos 15 metros aterrizó en un claro del bosque en la zona soviética de Alemania.

Linke escapó recientemente de la Zona Soviética junto con su esposa y seis hijos.

Linke y su hija de 11 años, Gabriella, hicieron la siguiente declaración jurada la semana pasada ante un juez: “Mientras regresaba a mi casa con Gabriella, una rueda de mi motocicleta explotó cerca del pueblo de Hasselbach. Mientras caminaba hacia Hasselbach, Gabriella señaló algo que se encontraba a una distancia de aproximadamente 140 metros de nosotros. Como era el crepúsculo, pensé que estaba señalando a un joven ciervo.

Dejé mi motocicleta cerca de un árbol y caminé hacia el lugar que Gabriella había señalado. Sin embargo, cuando llegué a unos 55 metros del objeto, me di cuenta de que mi primera impresión había sido incorrecta. Lo que había visto eran dos hombres que ahora estaban a unos 40 metros de mí. Parecían estar vestidos con ropa metálica brillante. Se agacharon y estaban mirando algo tirado en el suelo.

Me acerqué hasta que estuve a unos 10 metros de ellos. Miré por encima de una cerca pequeña y luego noté un objeto grande cuyo diámetro calculé entre 13 y 15 metros. Parecía una sartén enorme.

Había dos filas de agujeros en su periferia, de unos 30 centímetros de circunferencia. El espacio entre las dos filas era de aproximadamente 0,45 metros. En la parte superior de este objeto metálico había una torre cónica negra de unos 3 metros de altura.

En ese momento, mi hija, que se había quedado a poca distancia detrás de mí, me llamó. Los dos hombres debieron haber escuchado la voz de mi hija porque inmediatamente saltaron a la torre cónica y desaparecieron dentro.

Anteriormente había notado que uno de los hombres tenía una lámpara en la parte delantera de su cuerpo que se iluminaba a intervalos regulares.

Ahora, el lado del objeto en el que se habían abierto los agujeros comenzó a brillar. Su color parecía verde pero luego se volvió rojo. Al mismo tiempo, comencé a escuchar un leve zumbido. Mientras el brillo y el zumbido aumentaban, la torre cónica comenzó a deslizarse hacia el centro del objeto. Todo el objeto comenzó a levantarse lentamente del suelo y girar como un trompo.

Me pareció como si estuviera sostenido por la planta cilíndrica que había descendido desde la parte superior del objeto, a través del centro, y ahora había aparecido desde el fondo en el suelo.

El objeto, rodeado por un anillo de llamas, ahora estaba a cierto número de pies sobre el suelo.

Entonces noté que todo el objeto se había levantado lentamente del suelo. El cilindro en el que se apoyaba ahora había desaparecido dentro de su centro y había reaparecido en la parte superior del objeto.

La velocidad de ascenso se había vuelto mayor. Al mismo tiempo, mi hija y yo escuchamos un silbido similar al que se escucha cuando cae una bomba.

El objeto se elevó a una posición horizontal, giró hacia un pueblo vecino y luego, ganando altitud, desapareció sobre las alturas y el bosque en dirección a Stockheim”.

Muchas otras personas que viven en la misma área que Linke relataron más tarde que vieron un objeto que pensaron que era un cometa. Un pastor declaró que pensaba que estaba mirando un cometa que se alejaba a baja altitud por donde se encontraba Linke.

Después de presentar su testimonio ante el juez, Link hizo la siguiente declaración: “Pensé que tanto mi hija como yo estábamos soñando si no fuera por el siguiente elemento involucrado: cuando el objeto había desaparecido, fui al lugar donde había estado. Encontré una abertura circular en el suelo y era bastante evidente que estaba recién excavada. Tenía exactamente la misma forma que la torre cónica. Entonces me convencí de que no estaba soñando”.

Linke continuó: “Nunca había oído hablar del término “platillo volador” antes de escapar de la Zona Soviética hacia Berlín Occidental. Cuando vi este objeto, inmediatamente pensé que era una nueva máquina militar soviética.

Confieso que me asustó porque los soviéticos no quieren que nadie sepa sobre su trabajo. Muchas personas han sido restringidas durante muchos años en Alemania del Este porque saben demasiado “.

Aquí puedes leer también el documento original publicado por la CIA

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: